Un único banco nacional: fundación del Banco de España, 1851-1874

Contexto Histórico:

  • Entre 1851 y 1856 se produce un debate acerca de la conveniencia de un único banco de emisión
  • Ley de 2 de agosto de 1856:
    • Nuevo Banco de S. Fernando pasa a denominarse Banco de España
    • Pluralidad de bancos de emisión
    • El Banco de España abrirá sucursales en provincias
    • Límite de emisión: 3 veces el capital desembolsado
    • Reserva metálica: 1/3 de los billetes emitidos
    • Creación de nuevos bancos por Real Decreto
    • Prohibición de negociar con fondos públicos
    • Prohibición de pignoración de acciones propias
  • Paquete legislativo del bienio 1855-1856:
    • Ley de Desamortización General
    • Ley de Ferrocarriles
    • Ley de Sociedades Anónimas de Crédito, dedicadas a la promoción de empresas
  • 1865. Panorama bancario español:
    • Banco de España, banco oficial de emisión
    • 20 Bancos privados de emisión, de ámbito provincial
    • 35 Sociedades Anónimas de Crédito
    • Múltiples casas de giro o  banqueros particulares
    • Crisis de 1866: insurrección de Cuba, suspensión de pagos de compañías ferroviarias, Guerra de Secesión de U.S.A. Suspenden pagos al menos 24 entidades financieras
    • Ley de 19 de octubre de 1869: libertad de creación de bancos
    • El Banco de España sigue atendiendo de forma insuficiente al sector privado, pero creciente a partir de 1860

Contexto Histórico

  • Entre 1851 y 1856 se produce un debate acerca de la conveniencia de un único banco de emisión
  • Ley de 2 de agosto de 1856:
    • Nuevo Banco de S. Fernando pasa a denominarse Banco de España
    • Pluralidad de bancos de emisión
    • El Banco de España abrirá sucursales en provincias
    • Límite de emisión: 3 veces el capital desembolsado
    • Reserva metálica: 1/3 de los billetes emitidos
    • Creación de nuevos bancos por Real Decreto
    • Prohibición de negociar con fondos públicos
    • Prohibición de pignoración de acciones propias
  • Paquete legislativo del bienio 1855-1856:
    • Ley de Desamortización General
    • Ley de Ferrocarriles
    • Ley de Sociedades Anónimas de Crédito, dedicadas a la promoción de empresas
  • 1865. Panorama bancario español:
    • Banco de España, banco oficial de emisión
    • 20 Bancos privados de emisión, de ámbito provincial
    • 35 Sociedades Anónimas de Crédito
    • Múltiples casas de giro o  banqueros particulares
    • Crisis de 1866: insurrección de Cuba, suspensión de pagos de compañías ferroviarias, Guerra de Secesión de U.S.A. Suspenden pagos al menos 24 entidades financieras
    • Ley de 19 de octubre de 1869: libertad de creación de bancos
    • El Banco de España sigue atendiendo de forma insuficiente al sector privado, pero creciente a partir de 1860

 

 Para ver la imagen a mayor tamaño, haga clic sobre la misma.

Banco de España: Goya, economistas y banqueros

Banco de España: Goya, economistas y banqueros

Libro editado por el Banco Zaragozano el año 1980.Goya tuvo una doble relación con el Banco Nacional de San Carlos: como accionista –acciones números 88.145 a 88.159 que se conservan en el Banco de España, y como pintor. La primera, a través de Francisco Cabarrús, fundador y primer director del Banco; la segunda, por los encargos que recibió de la entidad, que hoy conserva en sus salas.Entre los retratos pertenecientes a personajes relacionados con la banca y la economía, pintados por Goya, el libro que se expone se refiere a los siguentes: corresponden a José Moñino, Conde de Floridablanca, propietario del Banco Urquijo; Conde de Cabarrús, fundador del Banco Nacional de San Carlos; Juan Martín de Goicoechea, comerciante, banquero y asesor económico de Goya; Sebastián Martínez y Pérez, comerciante; Santiago González, comerciante; Juan de Muguiro e Iribarren, banquero, y Miguel Muzquiz, hacendista.

Ref: 359

Banco de Crédito Balear

Banco de Crédito Balear

Libro conmemorativo del primer centenario del Banco de Crédito Balear, 1872.1972.Lo fundó el 9 de febrero del año 1872 un grupo de navieros, comerciantes, banqueros y hacendados, con el apoyo del ya existente Banco Balear. Entre sus primeras actividades pueden citarse la explotación de una mina de lignito y la financiación de la parcelación de una finca. En 1883 absorbió al Banco Mallorquín y en 1895 al Cambio Mallorquín.Tuvo un importante participación en el desarrollo de los Ferrocarriles de Mallorca, seguros y obras en el puerto de Ibiza.

Ref: 358

Banco de Valladolid. La crisis de Castilla

Banco de Valladolid. La crisis de Castilla

Libro publicado en Madrid el año 1868, sin que conste el autor.Castilla, granero de España, vivió momentos de esplendor en los que se constituyeron varias entidades bancarias al amparo de la ley de Sociedades generales de crédito, entre ellas el Banco de Valladolid el año 1857.Pero esa prosperidad fue efímera, entre los años 1852 y 1862, por la fuerte especulación del período.Este museo virtual ofrece imágenes de documentos de algunas de las entidades financieras que se crearon en esa época, entre ellas acción y billetes del Banco de Valladolid.La página del libro que se ofrece, trata de analizar las causas de la crisis.

Ref: 354

Banco de Oviedo

Banco de Oviedo

Libro publicado el año 1989 por José Ramón García López, con el título “El Banco de Oviedo, 1864-1874. Historia económica de un banco de emisión”.En las mismas fechas en que financieros santanderinos promovían la creación de un banco en Gijón, un grupo de empresarios bilbaínos tomaba la misma iniciativa en Oviedo, encabezados por la Sociedad de Crédito Vasco; a este grupo se unían empresarios asturianos como Ignacio Herrero y Pedro Masaveu, entre otros.Surgió al amparo de la legislación que regulaba la creación de bancos provinciales autorizados para la emisión de billetes al portador. Como otros muchos, el año 1874, cuando se concede al Banco de España el monopolio de emisión de billetes al portador, la mayoría de los bancos provinciales, entre ellos el de Oviedo, optó por la fusión con el Banco de España, en tanto que una minoría perdió el privilegio y se transformó en bancos comerciales. Las páginas que se muestran es la serie histórica de principales clientes titulares de depósitos de valores.

Ref: 352

Banca Núñez

Banca Núñez

Fotografía de la oficina de Betanzos (La Coruña), empleados y familiares de la casa de banca Hijos de A. Núñez S.R.C, tomada el año 1929.El magnífico edificio que fue sede del banco, se conserva hoy en perfecto estado y aloja un taller-escuela de grabado.El fundador fue el comerciante-banquero Domingo Núñez Tabeada, en torno al año 1871; y lo continuaron sus sobrinos Antonio y José Núñez Piroto, bajo la razón social Hijos de A. Núñez SRC, constituida en 1903.Promovieron diversas empresas, entre ellas, una hidráulica y un aserradero de madera.El año 1958 la entidad inicia conversaciones con el Banco Central. En 1959 la familia Núñez vende al banco indicado por un precio global de 50 millones de pesetas, que fueron pagados con acciones del Banco Central y tres compañías hidroeléctricas.

Ref: 321

Banca Manuel Pereiro Rey

Banca Manuel Pereiro Rey

Fotografía del fundador de la casa de banca de Orense, Manuel Pereiro Rey.Aunque inició su actividad de comerciante-banquero en Santiago de Compostela a mediados del siglo XIX, su independencia la logró en la ciudad de Orense a partir del año 1862.A pesar de su actividad profesional, cultural y política, es un personaje desconocido incluso en la ciudad de Orense. Falleció en Orense en 1901, sin que sus dos hijos varones dieran continuidad al negocio.

Ref: 317

Banco de Hijos de José Pérez Lorenzo: fotografía de la oficina

Banco de Hijos de José Pérez Lorenzo: fotografía de la oficina

Casa de banca en Noya (La Coruña). Fotografía del interior de la oficina.Cuando fallece José Pérez Lorenzo en 1920, Ramón Pérez Nogueira, banquero de Rivadavia, casado con una hija del titular de la casa de banca, procede a su reorganización y la convierte en una de las más importantes de la región.Tras el fallecimiento del fundador, quedan como socios de Hijos de José Pérez Lorenzo sociedad regular colectiva: los hermanos Pérez Neu, José, Arturo, Francisca y Carmen, esta última esposa de Ramón Pérez Nogueira.En febrero del año 1943 el Banco Central se hace cargo de la entidad.

Ref: 314

Banco de Fomento y de Ultramar, en liquidación: extracto de inscripción

Banco de Fomento y de Ultramar, en liquidación: extracto de inscripción

Este banco fue el resultado de la fusión realizada en 1848 entre Banco de Fomento, Banco de la Probidad y Banco Español de Ultramar (su nombre completo era Banco Español de Ultramar y Empresa de Correos Marítimos. Fue creada entre 1845 y 1846 por iniciativa de empresarios como Francisco de las Rivas, Pedro Juan de Zulueta, Antonio Jordá y Guillermo O´Shea y Empresa de Caminos y Canales. En el momento de la fusión su capital alcanzó la cifra de 140 millones de pesetas. Nació con el objetivo de financiar a la compañía naviera concesionaria del correo marítimo con ultramar, especialmente, con Cuba.Debió desaparecer en 1856.

Ref: 280

Banco de Crédito de Zaragoza: facsímil de extracto de inscripción de acciones

Banco de Crédito de Zaragoza: facsímil de extracto de inscripción de acciones

El Banco de Zaragoza se constituyó el 25 de abril de 1857 como banco de emisión. En 1874 fue absorbido por el Banco de España, al concederse a éste el monopolio de emisión de billetes al portador para todo el territorio nacional; en ese momento, los accionistas del Banco de Zaragoza no conformes con la absorción, crean el Banco de Crédito de Zaragoza, que sería absorbido por el Banco Central en 1947.

Ref: 260

Sociedad Española General de Crédito: facsímil  de billete

Sociedad Española General de Crédito: facsímil de billete

Se constituye en Madrid autorizada por Real Decreto de 11 de diciembre de 1863. Entre sus concesionarios aparecen el Duque de Berwick y Alba, Ángel de Ordóñez y Pujol, Ceferino Avecilla y Baltasar Gemme y Fuentes, que actuaba en su propio nombre y en representación de los accionistas de la sociedad proyectada con el nombre de Banco Hipotecario Español y General de Crédito. Su vida fue poco significativa y efímera, pues el 16 de julio de 1867 su Junta General acordaba la disolución por acumulación de unas pérdidas equivalentes al 50% del capital.

Ref: 255

Casa de banca Eusebio da Guarda: letra de cambio

Casa de banca Eusebio da Guarda: letra de cambio

Letra de cambio girada por el comerciante-banquero coruñés Eusebio da Guarda en 1872, a cargo de su colega vigués, Francisco Yánez. Eusebio da Guarda continuó los negocios del primer esposo de Modesta Goicouría, con la que contrajo matrimonio tras el fallecimiento de Juan Menéndez, consignatario de buques. Fue un gran benefactor de la ciudad: sufragó las obras de la actual capilla de San Andrés, donde están enterrados él y su esposa, el Instituto Eusebio da Guarda y el primitivo mercado de la Plaza de Lugo.

Ref: 226

Crédito Castellano: obligación

Crédito Castellano: obligación

Valladolid se constituye en esta época en centro financiero de Castilla la Vieja, por la importancia de su producción cerealista y por la construcción de la línea ferroviaria a Santander, puerto por el que se exportan harinas y sus derivados. Las cuatro entidades tienen promotores comunes; otros, proceden de Santander y están vinculados a los bancos de la región Crédito Cántabro y Unión Mercantil. El Banco de Valladolid fue autorizado por Real Decreto de 25 de abril de 1857, a favor de Don Miguel Polanco, Don Toribio Lecanda y otros, “… como representantes del comercio de Valladolid”. El artículo 98 de su Reglamento establecía la necesidad de “…ser presentado por un Corredor de cambios…” para los desconocidos que acudiesen a la entidad. La crisis general de 1866 y las dificultades del sector agrícola terminaron con el banco, que fue disuelto por ley de 23 de marzo de 1870.Las otras tres entidades también sucumbieron ante la depresión, combinada con los escandalosos manejos de algunos de sus gestores y accionistas y con la falta de experiencia. A partir de 1866 todas sus operaciones se encuentran intervenidas y la ciudad de Valladolid vio cómo se esfumaban sus pretensiones de constituirse en centro de las finanzas de Castilla.El documento que se exhibe es una obligación al portador emitida el año 1864.La obligación que se muestra fue emitida el año 1863.

Ref: 222

Crédito Castellano: Obligación

Crédito Castellano: Obligación

Valladolid se constituye en esta época en centro financiero de Castilla la Vieja, por la importancia de su producción cerealista y por la construcción de la línea ferroviaria a Santander, puerto por el que se exportan harinas y sus derivados. Las cuatro entidades tienen promotores comunes; otros, proceden de Santander y están vinculados a los bancos de la región Crédito Cántabro y Unión Mercantil. El Banco de Valladolid fue autorizado por Real Decreto de 25 de abril de 1857, a favor de Don Miguel Polanco, Don Toribio Lecanda y otros, “… como representantes del comercio de Valladolid”. El artículo 98 de su Reglamento establecía la necesidad de “…ser presentado por un Corredor de cambios…” para los desconocidos que acudiesen a la entidad. La crisis general de 1866 y las dificultades del sector agrícola terminaron con el banco, que fue disuelto por ley de 23 de marzo de 1870.Las otras tres entidades también sucumbieron ante la depresión, combinada con los escandalosos manejos de algunos de sus gestores y accionistas y con la falta de experiencia. A partir de 1866 todas sus operaciones fueron intervenidas y la ciudad de Valladolid vio cómo se esfumaban sus pretensiones de constituirse en centro de las finanzas de Castilla.El documento que se exhibe es una obligación al portador emitida el año 1864.

Ref: 221

Casa de Banca Ignacio Sáenz: carta comercial

Casa de Banca Ignacio Sáenz: carta comercial

Un banquero de Orense devuelve a un corresponsal bancario de Vigo, Francisco Yánez, una letra de cambio tras haberse encargado de gestionar su aceptación en Orense. En la misma carta recomienda al interventor de la diligencia que opera entre Valladolid y Vigo, por tener intereses en ella el banquero orensano, que haga publicidad de los viajes. Finalmente, le pide información sobre precio del azufre, probablemente para el tratamiento de la vid en la comarca orensana del Ribeiro. Es un ejemplo de la variada actividad de un comerciante-banquero de mediados del siglo XIX. La carta está fechada en 1864.

Ref: 220

Compañía General de Seguros la Peninsular: Póliza de Ahorro

Compañía General de Seguros la Peninsular: Póliza de Ahorro

La entidad indicada admitía depósitos en efectivo del público, como forma de ahorro, garantizaba los fondos depositados mediante hipoteca y los remuneraba con un tipo de interés fijo. En el caso que nos ocupa se trata de un depósito de 2.000 reales a plazo de 15 años e interés del 6 % anual, con garantía de una finca ubicada en Hellín (Albacete). Expedido en Madrid el 1 de julio de 1864.

Ref: 209

Banco de España: facsímil de billete

Banco de España: facsímil de billete

Emisión de 1 de diciembre de 1871, Los billetes de cada serie son diferentes. Fue la última emisión en la que las firmas de interventor y cajero eran autógrafas. Dado lo enojoso de la firma manuscrita, por Real Orden de 1º de febrero de 1872 se autorizaron las firmas mediante estampilla, de la misma forma que venía haciéndose ya con la firma del Gobernador del banco.

Ref: 207

Banco de España: facsímil de billete

Banco de España: facsímil de billete

Emisión de 1 de diciembre de 1871. Los billetes de cada serie son diferentes. Fue la última emisión en la que las firmas de interventor y cajero del banco eran autógrafas. Dado lo enojoso de la firma manuscrita, por Real Orden de 1º de febrero de 1872 se autorizaron las firmas mediante estampilla, de la misma forma que venía haciéndose ya con la firma del Gobernador del banco.

Ref: 205

Banco de La Coruña: billete al portador

Banco de La Coruña: billete al portador

El primer banco creado con el nombre de la ciudad se constituye al amparo de la legislación bancaria promulgada el 25 de enero de 1856. Se autoriza su creación por Real Decreto de 28 de noviembre de 1857 y su constitución tiene lugar el primero de julio de 1858, con un capital de cuatro millones de reales. Con la concesión del monopolio de emisión al Banco de España en 1874, entra en proceso de liquidación y una parte importante de sus accionistas -exactamente 46- constituye la Sociedad Anónima de Crédito Gallego- entidad de la que años más tarde nacería la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de La Coruña; en ese grupo se encontraban José Pastor y Juana de Vega, condesa de Espoz y Mina. El billete que se muestra en facsímil tiene un valor facial de 4.000 reales de vellón.

Ref: 202

Banco de La Coruña: billete al portador

Banco de La Coruña: billete al portador

El primer banco creado con el nombre de la ciudad se constituye al amparo de la legislación bancaria promulgada el 25 de enero de 1856. Se autoriza su creación por Real Decreto de 28 de noviembre de 1857 y su constitución tiene lugar el primero de julio de 1858, con un capital de cuatro millones de reales. Con la concesión del monopolio de emisión al Banco de España en 1874, entra en proceso de liquidación y una parte importante de sus accionistas -exactamente 46- constituye la Sociedad Anónima de Crédito Gallego- entidad de la que años más tarde nacería la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de La Coruña; en ese grupo de accionistas se encontraban José Pastor y Juana de Vega, condesa de Espoz y Mina. El documento que se muestra es un facsímil de billete al portador de 100 reales de vellón.

Ref: 201

Banco de Málaga: billete

Banco de Málaga: billete

El Banco de Málaga se constituye 27 de junio de 1856 al amparo de la legislación de ese mismo año, reguladora de los bancos de emisión de billetes al portador. Cuando en 1874 se concede al Banco de España el monopolio de emisión, los accionistas del Banco de Málaga optaron por ser absorbidos por aquél, lo mismo que la mayoría de los accionistas de los bancos de emisión existentes en España en ese momento. El billete que se exhibe es de 200 reales de vellón. Tiene los taladros que habitualmente se hacían para inutilizarlos.

Ref: 200

Banco de La Unión

Banco de La Unión

No se ha encontrado referencia alguna de esta entidad. Sí existieron entidades financieras con denominación similar, pero nada tienen que ver con ésta: Crédito de la Unión Minera, Unión Mercantil, Unión Castellana de Valladolid, Unión Financiera. Se trata de un banco de emisión de billetes al portador, domiciliado en Madrid y sometido a la legislación bancaria del año 1856

Ref: 199

Banco de Zaragoza: facsímil de billete al portador

Banco de Zaragoza: facsímil de billete al portador

El Banco de Zaragoza se constituye el 25 de abril de 1857 como banco de emisión. En 1874 fue absorbido por el Banco de España al concederse a éste el monopolio de emisión de billetes para todo el territorio nacional; en este momento, los accionistas del Banco de Zaragoza que no están conformes con la absorción crean el Banco de Crédito de Zaragoza, que sería absorbido por el Banco Central en 1947.

Ref: 168

Banco de emisión de Santiago: carta comercial

Banco de emisión de Santiago: carta comercial

Se autorizó su constitución como banco de emisión de billetes, por Real Decreto de 15 de mayo de 1864. Participan en su constitución, como accionistas mayoritarios, el Crédito Vasco y un grupo de inversores de Bilbao y Madrid. Entre los promotores gallegos se encuentran los banqueros de Santiago Riva y garcía, Pío Moreno, Benigno Artime y Manuel Pérez Sáez; el político Montero ríos y un grupo de familiares de Simeón García.Tuvo una efímera existencia, pues en junta general celebrada el 30 de enero de 1870 se acordaba su disolución.

Ref: 161-5

Banco Hipotecario de España: Cédula hipotecaria.

Banco Hipotecario de España: Cédula hipotecaria.

Su constitución es ejemplo de la relación entre el desarrollo bancario español y el secular ahogo financiero de la Hacienda Pública. Por Ley de 2 de diciembre de 1872 se concede su creación al Banco de París y de los Países Bajos, a cambio de un préstamo de 100 millones de pesetas, al 12% de interés, que sería concedido por el promotor al Gobierno español y cuyo fin sería el pago de intereses pendientes de la Deuda Pública. Fueron cofundadores: Le Credit Foncier, Banco de Castilla y la Societè Generale pour favoresir le developpement de l´industrie et du comerce en France. Personajes ilustres de la política ocuparon su presidencia: Cánovas, Canalejas, Fernández Villaverde,… El primer préstamo se concedió a José de Salamanca, que fue el primer impulsor del crédito hipotecario en España y no participó en la fundación del banco. La sede de la institución en el Paseo de la Castellana de Madrid, fue el palacio-residencia de aquél.Desempeñó un papel fundamental en el desarrollo de los ensanches de Madrid, Barcelona y Bilbao.

Ref: 150-5

Banco Hipotecario de España: cédula hipotecaria.

Banco Hipotecario de España: cédula hipotecaria.

Su constitución es un ejemplo claro de la relación entre el desarrollo bancario español y el secular ahogo financiero de nuestra Hacienda Pública. Por Ley de 2 de diciembre de 1872 se concede su creación al Banco de París y de los Países Bajos, a cambio de un préstamo de 100 millones de pesetas, al 12% de interés, que sería concedido por el promotor al Gobierno español y cuyo fin sería el pago de intereses pendientes de la Deuda Pública. Fueron cofundadores: Le Credit Foncier, Banco de Castilla y la Societè Generale pour favoresir le developpement de l´industrie et du comerce en France. Personajes ilustres de la política ocuparon su presidencia: Cánovas, Canalejas, Fernández Villaverde,… El primer préstamo se concedió a José de Salamanca, que fue el primer impulsor del crédito hipotecario en España. La sede de la institución en el Paseo de la Castellana de Madrid, fue el palacio-residencia de aquél.El Marqués de Salamanca desempeñó un papel fundamental en el desarrollo de los ensanches de Madrid, Barcelona y Bilbao.

Ref: 147-5

Deuda Nacional Española del Rey Carlos VII: obligación.

Deuda Nacional Española del Rey Carlos VII: obligación.

Resguardo provisional de una obligación de 200 francos, que daba derecho a la percepción de un interés del 3% desde que SMC el Rey Don Carlos VII haya tomado posesión del trono de España y después del segundo y último desembolso de francos treinta y seis. Según diferentes catálogos de billetes españoles, circuló como un billete de banco.

Ref: 15-5

Se constituye en Barcelona el 17 de julio de 1881. Una de las muchas instituciones financieras surgidas de la especulación bursátil  catalana.

Se constituye en Barcelona el 17 de julio de 1881. Una de las muchas instituciones financieras surgidas de la especulación bursátil catalana.

Se constituye en Barcelona el 12 de marzo de 1856 bajo la iniciativa de Antonio Brusi i Ferrer, y se dedica al fomento industrial. Centró su actividad en la financiación del ferrocarril: Zaragoza-Barcelona, Valencia-Tarragona, Tarragona-Martorell, Medina-Zamora y Orense-Vigo, entre otros. Participó en el capital de Máquinas de Tracción, Propiedades Inmobiliarias, Minas de Calaf, Banco Peninsular Ultramarino, etc. En Barcelona desarrolló obras como las de la Aduana, Mercado, edificios en la Diagonal, Casa de Maternidad y Expósitos. En Madrid, el Depósito del Canal de Isabel II.La causa de su declive fue la fuerte inmovilización de fondos en obras públicas e inmuebles. En 1910 traspasó sus operaciones a la oficina de Banco di Roma en Barcelona. El Diario Las Noticias de 1 de abril de 1914 daba cuenta del acuerdo de disolución.

Ref: 87-5

Sociedad de Crédito y Fomento Banco de Madrid: acción

Sociedad de Crédito y Fomento Banco de Madrid: acción

Por Real Decreto de 3 de julio de 1863 se autoriza su constitución a un grupo de banqueros que ya actuaban en Madrid: Cía. Colectiva Ruiz Ahumada y Cía., Banco de Economías, Lorenzo Guillelmy, Eulogio García Patón y Eduardo Fernández San Román, políticos con gran capacidad de influencia.Nunca llegó a tener una gran significación dentro del conjunto bancario. Sus operaciones habituales fueron los créditos en cuenta corriente y el descuento de efectos. En Junta General de 14 de junio de 1868 se acordó su disolución.

Ref: 69-5

Compañía General de Crédito, Depósitos y Fomento: acción provisional.

Compañía General de Crédito, Depósitos y Fomento: acción provisional.

Se autoriza su constitución por Real Decreto de 5 de junio de 1864 bajo la forma de sociedad anónima de crédito, a un grupo de banqueros individuales de Madrid, entre los que sobresalen Luis Guilhou y el parlamentario liberal y primer director de la entidad, López Mollinedo. En sus balances llama la atención la partida de depósito de valores, que situaba a la entidad en segundo lugar entre los bancos de la época. Cuando sus pérdidas llegan al 50% del capital, acuerda su disolución. Esto sucedía el 20 de enero de 1867.

Ref: 42-5

Crédito Cántabro: resguardo de acciones.

Crédito Cántabro: resguardo de acciones.

Se constituye en Santander autorizado por Real Decreto de 1 de marzo de 1861, con el carácter de sociedad anónima de crédito y a iniciativa de un grupo de comerciantes: Pombo, Bustamante (ambos vinculados a la constitución del Banco de Valladolid ), Perojo, Cabrero y otros. Mantuvo importantes depósitos en metálico, como sucedía en todo el norte del país, donde el público confiaba a las entidades financieras fuertes sumas de dinero, práctica que era poco habitual en Andalucía y Levante en la misma época. Las pérdidas de los años 1866, 1867 y 1868 le conducen a la disolución. No obstante, en el título que se exhibe figura un cajetín con la fecha de 1890 y con el texto “pagó una peseta por acción”, lo que sugiere su existencia jurídica en este último año.

Ref: 41-5

Banco de Valladolid: acción.

Banco de Valladolid: acción.

Valladolid se constituye en esta época en centro financiero de Castilla la Vieja, por la importancia de su producción cerealista y por la construcción de la línea ferroviaria a Santander, puerto por el que se exportan harinas y sus derivados. Las cuatro entidades tienen promotores comunes; otros proceden de Santander y están vinculados a los bancos de la región Crédito Cántabro y Unión Mercantil. El Banco de Valladolid es autorizado por Real Decreto de 25 de abril de 1857, a favor de Don Miguel Polanco, Don Toribio Lecanda y otros, “… como representantes del comercio de Valladolid”. La crisis general de 1866 y las dificultades del sector agrícola terminaron con el Banco, que fue disuelto por ley de 23 de marzo de 1870.Las otras tres entidades también sucumbieron ante la depresión, combinada con los escandalosos manejos de algunos de sus gestores y accionistas y con la falta de experiencia. A partir de 1866 todas sus operaciones se encuentran intervenidas y la ciudad de Valladolid ve cómo se esfuman sus pretensiones de constituirse en centro de las finanzas de Castilla.

Ref: 36-5

Banco de Zaragoza: billete.

Banco de Zaragoza: billete.

El Banco de Zaragoza se constituye el 25 de abril de 1857 como banco de emisión. En 1874 fue absorbido por el Banco de España al concederse a éste el monopolio de emisión de billetes para todo el territorio nacional; en este momento, los accionistas del Banco de Zaragoza que no están conformes con la absorción crean el Banco de Crédito de Zaragoza, que sería absorbido por el Banco Central en 1947.

Ref: 34-5

Sociedad Española General de Crédito: acción

Sociedad Española General de Crédito: acción

Se constituye en Madrid por Real Decreto de 11 de diciembre de 1863. Entre sus concesionarios aparecen el Duque de Berwick y Alba, Ángel de Ordóñez y Pujol, Ceferino Avecilla y Baltasar Gemme y Fuentes en su propio nombre y en representación de los accionistas de la sociedad proyectada con el nombre de Banco Hipotecario Español y General de Crédito.Su vida fue poco significativa y efímera: el 16 de julio de 1867 su Junta General acordaba la disolución por acumulación de unas pérdidas equivalentes al 50% del capital.

Ref: 30-5

Banco de Valladolid: billete

Banco de Valladolid: billete

Valladolid se constituye en esta época en centro financiero de Castilla la Vieja, por la importancia de su producción cerealista y por la construcción de la línea ferroviaria a Santander, puerto por el que se exportan harinas y sus derivados. Las cuatro entidades tienen promotores comunes; otros, proceden de Santander y están vinculados a los bancos de la región Crédito Cántabro y Unión Mercantil. El Banco de Valladolid es autorizado por Real Decreto de 25 de abril de 1857, a favor de Don Miguel Polanco, Don Toribio Lecanda y otros, “… como representantes del comercio de Valladolid”. La crisis general de 1866 y las dificultades del sector agrícola terminaron con el Banco, que fue disuelto por ley de 23 de marzo de 1870.Las otras tres entidades también sucumbieron ante la depresión, combinada con los escandalosos manejos de algunos de sus gestores y accionistas y con la falta de experiencia. A partir de 1866 todas sus operaciones se encuentran intervenidas y la ciudad de Valladolid ve cómo se esfuman sus pretensiones de constituirse en centro de las finanzas de Castilla.

Ref: 28-5

Banco de Valladolid:  billete.

Banco de Valladolid: billete.

Valladolid se constituye en esta época en centro financiero de Castilla la Vieja, por la importancia de su producción cerealista y por la construcción de la línea ferroviaria a Santander, puerto por el que se exportan harinas y sus derivados. Las cuatro entidades tienen promotores comunes; otros, proceden de Santander y están vinculados a los bancos de la región Crédito Cántabro y Unión Mercantil. El Banco de Valladolid es autorizado por Real Decreto de 25 de abril de 1857, a favor de Don Miguel Polanco, Don Toribio Lecanda y otros, “… como representantes del comercio de Valladolid”. La crisis general de 1866 y las dificultades del sector agrícola terminaron con el Banco, que fue disuelto por ley de 23 de marzo de 1870.Las otras tres entidades también sucumbieron ante la depresión, combinada con los escandalosos manejos de algunos de sus gestores y accionistas y con la falta de experiencia. A partir de 1866 todas sus operaciones se encuentran intervenidas y la ciudad de Valladolid ve cómo se esfuman sus pretensiones de constituirse en centro de las finanzas de Castilla.

Ref: 27-5

Crédito Castellano: acción

Crédito Castellano: acción

Valladolid se constituye en esta época en centro financiero de Castilla la Vieja, por la importancia de su producción cerealista y por la construcción de la línea ferroviaria a Santander, puerto por el que se exportan harinas y sus derivados. Las cuatro entidades tienen promotores comunes; otros, proceden de Santander y están vinculados a los bancos de la región Crédito Cántabro y Unión Mercantil. El Banco de Valladolid es autorizado por Real Decreto de 25 de abril de 1857, a favor de Don Miguel Polanco, Don Toribio Lecanda y otros, “… como representantes del comercio de Valladolid”. La crisis general de 1866 y las dificultades del sector agrícola terminaron con el Banco, que fue disuelto por ley de 23 de marzo de 1870.Las otras tres entidades también sucumbieron ante la depresión, combinada con los escandalosos manejos de algunos de sus gestores y accionistas y con la falta de experiencia. A partir de 1866 todas sus operaciones se encuentran intervenidas y la ciudad de Valladolid ve cómo se esfuman sus pretensiones de constituirse en centro de las finanzas de Castilla.

Ref: 25-5

La Unión Castellana de Valladolid: título de varias acciones

La Unión Castellana de Valladolid: título de varias acciones

Valladolid se constituye en esta época en centro financiero de Castilla la Vieja, por la importancia de su producción cerealista y por la construcción de la línea ferroviaria a Santander, puerto por el que se exportan harinas y sus derivados. Las cuatro entidades tienen promotores comunes; otros, proceden de Santander y están vinculados a los bancos de la región Crédito Cántabro y Unión Mercantil. El Banco de Valladolid es autorizado por Real Decreto de 25 de abril de 1857, a favor de Don Miguel Polanco, Don Toribio Lecanda y otros, “… como representantes del comercio de Valladolid”. La crisis general de 1866 y las dificultades del sector agrícola terminaron con el Banco, que fue disuelto por ley de 23 de marzo de 1870.Las otras tres entidades también sucumbieron ante la depresión, combinada con los escandalosos manejos de algunos de sus gestores y accionistas y con la falta de experiencia. A partir de 1866 todas sus operaciones se encuentran intervenidas y la ciudad de Valladolid ve cómo se esfuman sus pretensiones de constituirse en centro de las finanzas de Castilla.

Ref: 21-5

Sociedad General de Crédito Moviliario Español: acción de gracia al portador.

Sociedad General de Crédito Moviliario Español: acción de gracia al portador.

Se autoriza su creación por Real Orden de 22 de marzo de 1856 y nace por iniciativa de los franceses hermanos Pereire y Banque Transatlantique, con una participación española poco significativa. Desde sus orígenes, más de la mitad de los recursos se invierten en la Compañía Ferroviaria del Norte, Minas de carbón de Barruelo y Cía. Gral. De Gas de Madrid. Superó la crisis de 1866 con enormes dificultades, que le pusieron al borde de la desaparición. Al finalizar el siglo mantiene sus participaciones iniciales y las de Fénix Español y Cía. Gral. De Tabacos de Filipinas. En 1902, agobiado por su fuerte endeudamiento en obligaciones con cláusula oro, se transforma en banco y de sus cenizas surge el Banco Español de Crédito. En la constitución de éste aparece ya una amplia representación de financieros españoles: Raimundo Fernández Villaverde, Marqués de Cortina, Conde de Mejorada del Campo, y otros. En 1927 se nacionaliza completamente el capital del banco y se incorporan apellidos. El título está firmado por Pereire. Sociedad General de Crédito Moviliario Español: acción de gracia al portador.

Ref: 19-5

Banque Territoriale D´Espagne : acción

Banque Territoriale D´Espagne : acción

Se constituyó en Madrid el 10 de marzo de 1869 con un capital social de cien millones de francos. Lleva la firma autógrafa del político y financiero francés Duvernois. Impreso en Boulogne sur Seine-París, imprenta R. Clement. Se constituye por escritura de 23 de octubre de 1869, promovido por inversores suizos, suecos y franceses, entre los que destacan el ex ministro francés citado y el ex presidente de la República helvética Constant Fornerod. La representación española corresponde a políticos y financieros: Manuel Becerra y Cristino Martos, ex ministros de Hacienda, y los Marqueses de Remisa y Valderas. Pese a su brillante presentación, no hay noticias de su actividad a partir de 1874, momento a partir del cual surgen importantes desavenencias entre los promotores, como consecuencia de la quiebra de Duvernois, que fue incluso encarcelado por abusos durante su mandato al frente del banco.

Ref: 12-00-5

Banco Popular Español: obligación

Banco Popular Español: obligación

Esta entidad no tiene nada en común con el actual Banco Popular Español, constituido a principios del siglo XX con el nombre de Banco Popular de los Previsores del Porvenir. Los bancos territoriales, o hipotecarios, como éste, tuvieron una gran implantación en el último tercio del siglo XIX, cuando se constituyen al amparo de la liberalizadora ley de 19 de octubre de 1869. Orientan su actividad hacia los préstamos hipotecarios al sector agrícola, sometido hasta entonces a los usureros, y a la financiación del proceso desamortizador.

Ref: 11-00-5

← Periodo cuatro: Fundación del Nuevo Banco de San Fernando:1847-1852

Periodo seis: Banco de España: monopolio de emisión de billetes, 1874→