Su constitución es un ejemplo claro de la relación entre el desarrollo bancario español y el secular ahogo financiero de nuestra Hacienda Pública. Por Ley de 2 de diciembre de 1872 se concede su creación al Banco de París y de los Países Bajos, a cambio de un préstamo de 100 millones de pesetas, al 12% de interés, que sería concedido por el promotor al Gobierno español y cuyo fin sería el pago de intereses pendientes de la Deuda Pública. Fueron cofundadores: Le Credit Foncier, Banco de Castilla y la Societè Generale pour favoresir le developpement de l´industrie et du comerce en France. Personajes ilustres de la política ocuparon su presidencia: Cánovas, Canalejas, Fernández Villaverde,… El primer préstamo se concedió a José de Salamanca, que fue el primer impulsor del crédito hipotecario en España. La sede de la institución en el Paseo de la Castellana de Madrid, fue el palacio-residencia de aquél.El Marqués de Salamanca desempeñó un papel fundamental en el desarrollo de los ensanches de Madrid, Barcelona y Bilbao.

Alfonso García

Dedico mi tiempo libre a escribir artículos de opinión en El Correo Gallego y en Mundiario.com, y monografías sobre temas diversos. Actualmente corrijo y amplío mi último libro, “Algunos abuelos de la democracia (Iglesias, Zapatero, Rajoy, Sánchez, Rivera)”, con semblanzas de “otros abuelos” de políticos de hoy, como los de Aznar, Casado, Maíllo y Lastra, entre otros. También actualizo museofinanciero.com, un museo virtual de documentos antiguos relacionados con el sistema financiero español y el ferrocarril. Gracias por tu visita.
Alfonso García López (Madrid, 1942), jubilado como notario y escritor.